¿Y la cultura pa’ cuando?

Beber cerveza es algo tan natural cómo respirar, es algo social, es ritual. 

Ese momento en el que se para el mundo y nos relajamos, disfrutamos de un paréntesis de la vida y por qué no decirlo, somos los protagonistas. 

Ya sea agustísimo en el sofá, disfrutando un atardecer, arreglando el universo con amistades, o conociendo gente interesante. 

Y eso, sólo hablando de la cerveza en general. El siguiente nivel es cuando descubres la cerveza artesanal y te cambia la vida; subes de nivel místico; el mundo se abre ante tus ojos… y comienzan los problemas, ya no hay vuelta atrás, te pasó como a Neo en Matrix que elegiste la pastilla “chunga” y descubres: que la antes llamada cerveza ya no lo es; que no te alcanza la “pasta”; que cada vez hay menos bares dónde disfrutar de verdad de una buena cerveza; que te vuelves la “gourmet”; la especialita o la friki. Y lo peor de todo, que nadie de tu entorno habla de cerveza artesana y te conviertes en una mesías predicando en el desierto, una locura.

Aunque si te sirve de consuelo hay personas que lo pasan peor, como las que hacen cerveza en casa, aunque eso ya… lo dejaré para otra ocasión.

En resumen, comienzas a abrir los ojos, a cultivar el paladar, a descubrir horrores y maravillas y el monstruo despierta. Esa sed insaciable te ha llevado al mundo artesanal y llegan “las responsabilidades”.

“Porque el movimiento craft no es un producto, ni una moda, ni una marca, es cultura activa.”

Porque el movimiento craft no es un producto, ni una moda, ni una marca, es cultura activa. Basado en relaciones duraderas, honestas y de confianza, donde todos participamos y aportamos. De ahí la importancia de la ética y la responsabilidad, todos los actores del sector, productores, distribuidores, vendedores y consumidores viven en simbiosis, aportando y creciendo juntos.

Ser solidario, colaborar, compartir, evolucionar juntos… es algo natural, pues para recibir y crecer, hay que aportar, y se hace en conjunto. Es riqueza para todos.

Los consumidores, al contrario de lo que muchos creen, somos la figura más activa, sobre nosotros recae la responsabilidad de consumir y difundir la cultura. Parece algo intrascendente pero no lo es, nosotros marcamos la calidad, la cantidad, la ética del producto, creamos modas o tendencias… Porque lo que consumimos se establecerá en el tiempo y lo demás desaparecerá. 

De ahí la importancia de apoyar al sector artesano independiente.

Recalco lo de independiente pues estamos contemplando como la industria tiene puestas sus garras en el sector craft para llevarlo a su terreno mientras miramos a otro lado. Y por mucho que quieran disfrazarlo todos sabemos como funcionan las grandes compañías. En dos días se meriendan el sector por los pies y lo convierten en un producto globalizado, estandarizado, sin valores, sin cultura.

“Baratito y redondito”, “para cuantos más mejor”, “esto es lo que hay, lo tomas o lo dejas, porque ya no hay competencia, ni variedad” y el “pastel” repartido entre cuatro, una desgracia.

Por eso, si de verdad amas el movimiento craft apóyalo y defiéndelo, puede que creas que no, pero lo necesita, sobretodo después de esta crisis que lo ha debilitado muchísimo.

“Se responsable, piensa en el futuro que quieres para la cerveza y cultívalo, hay muchas formas de hacerlo.”

Se responsable, piensa en el futuro que quieres para la cerveza y cultívalo, hay muchas formas de hacerlo. 

Cada vez que tengas una pinta en la mano piensa en todo lo que hay detrás, el trabajo, la creatividad, la tradición, la ideosincrásia del lugar de producción, la ética del producto, la pasión, la ilusión, todas las personas que han trabajado para que puedas tener tu momento… de ti depende la continuidad de todas estas cosas.

Comparte lo que has probado, lo que has leído, lo que sabes, hasta tu curiosidad o inquietudes, la cultura es compartir y necesita que alces la voz y la defiendas: Habla, debate, discute… no te calles. 

Y sobre todo no dejes de acudir y recomendar los negocios que valen la pena, aquellos locales artesanos independientes, con nombres y apellidos, buenos valores, ilusión, trabajo y pasión.

Un poco de todos es mucho, despierta y súmate al movimiento craft.

Porque como decía He-man: “¡¡Yo tengo el poder!!”.

Salud y buenas birras.

Fdo: “Sobrecarbonatada me tienen”

*****

Con este artículo de opinión volvemos del verano. Su autora no ha querido desvelar su nombre y lo firma bajo un pseudónimo que podría ser el de muchos de nosotros, cansados de ver como se denosta y maltrata una y otra vez el movimiento craft.

Como veis, además, estrenamos sección: #BuzónCrafter. Si tienes una opinión/iniciativa sobre el mundo cervecero artesanal e independiente y lo quieres compartir con el mundo, no dudes en contactar con nosotros en craftbeerculturespain@gmail.com. Estaremos encantados de publicártelo en esta nueva sección dónde lucharemos por la cerveza artesana e independiente entre todos.

¡Porque Craft Beer Culture somos todxs y no nos calla nadie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s