¿Influye la temperatura de servicio en mi cerveza artesana?

Hoy os vamos a hablar de la temperatura de servicio adecuada para cada estilo de cerveza.

Igual que a la hora de servirnos, la industria en España nos ha mal acostumbrado a cosas muy simples debido a la poca variedad con la que contábamos en los bares hasta la llegada del movimiento craft, en resumidas cuentas se trataba de muy fría y cuanto más fría mejor.

Pero la temperatura de servicio va más allá de esto. No sólo hay diferencias a la hora de servir la cerveza, sino que tampoco es igual hacerlo a una temperatura u otra. Para no complicar mucho el asunto, hablaremos de ello agrupando estilos por sus cualidades organolépticas. Al lío:

1. Cervezas de cuerpo ligero, de baja graduación alcohólica, pensadas para refrescar. Este tipo de cervezas se aconseja servirlas entre 0 y 5ºC de este modo se favorece la “neutralidad” de su carácter y el protagonismo de la carbonatación, generando esa sensación “chispeante” de burbujas en la boca, ya que a menor temperatura, más CO2 contenido en la cerveza.

  • Ejemplos de cerveza: La mayoria de las lager más ligeras, las session, sin alcohol, gose, berliner weisse…

2. Cervezas de cuerpo ligero-medio con sabor y aroma medio, refrescantes pero “sabrosas”. Se recomienda entre 5 y 7ºC porque al igual que las anteriores se pretende fomentar la sensación carbónica pero sin dejar la cerveza tan plana como puede dejarla una temperatura inferior.

  • Ejemplos de cerveza: Cervezas de trigo claras, las ales más ligeras o con presencia de menos lúpulo en aroma, cervezas ácidas…

3. Cervezas de cuerpo medio con aroma medio-intenso. Para promover la volatilización de los aromas que componen la cerveza un rango entre 7 y 10ºC sería el correcto.

  • Ejemplos de cerveza: ales y lagers más complejas pero con una graduación alcohólica media-baja, las cervezas de trigo más oscuras, apas, ipas, ambers, porter y stouts ligeras…

4. Cervezas de cuerpo pleno, con sabor y aromas intensos, alcohólicas pero de trago largo. Gracias a un rango de temperatura entre 10 y 12ºC se fomenta la liberación de aromas más intensos y una sensación en boca más plena. 

  • Ejemplos de cerveza: Cervezas oscuras como las porter o stouts, la mayoría de cervezas belgas “de abadía”, bocks ligeras…

5. Cervezas complejas y alcohólicas, de trago corto. Sirviendo la cerveza a una temperatura entre 12 y 16ºC (lo que comúnmente se conoce como temperatura de bodega) se fomenta la complejidad de aromas y sabores junto a una sensación en boca más plena. 

  • Ejemplos de cerveza: Las barley o wheat wine, belgas más intensas como la quadrupel, las bocks más intensas, cualquier cerveza añejada en barrica…

***

Ya hemos hablado de los distintos tipos de vaso que existen para disfrutar cada estilo de cerveza (en esta entrada), también hablamos de la importancia de usar vasos limpios, refrescados pero nunca congelados (en esta otra entrada). Y hace poco os hablamos de cómo te debes servir una cerveza artesana correctamente desde una botella (en este enlace).

Con el artículo de hoy, y sabiendo todo esto, a partir de ahora no tenéis excusa para no disfrutar de una experiencia completa con vuestras cervezas artesanas.

Como siempre, os invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y dejar vuestros comentarios.

Salud y buenas birras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s