“Desechos” en la elaboración de cerveza

Ya sabemos que parte del mosto sobrante de la maceración de las maltas puede servir como desnitrificador natural del agua de las depuradoras, lo contamos en esta entrada.

Pero, ¿qué más sabemos sobre los “desechos” que se generan en la elaboración de la cerveza?

Son múltiples las utilidades que se le pueden dar tanto al bagazo sobrante después de la maceración, a los restos de lúpulo y proteínas que se acumulan en el trasvase al fermentador e incluso a la levadura y restos coagulados que precipitan dentro del mismo y que no acaban en las botellas/barriles de servicio.

Vamos a hablar un poco de cada uno y de las alternativas que presentan para poder pasar a a tratarse de subproductos y no desechos.

Bagazo

El bagazo, es ni más ni menos que los restos de la malta y otros adjuntos utilizados durante la maceración. Esta “papilla” es la que se desecha en mayor cantidad pero la que más utilidades tiene después de ser usada en la elaboración:

  • Puede ser utilizado como un “ingrediente” más para elaborar compost.
  • Puede ser utilizado como alimento para animales de granja.
  • Puede secarse y convertirse en harina.
  • En medicina se puede utilizar para generar un material que se puede utilizar en la regeneración de huesos.
  • Con él y gracias a microalgas y hongos puede generarse biomasa.
  • Generación de biogas por fermentación.
  • O puede usarse como fuente de energía por combustión directa.

Restos de lúpulo y proteínas coaguladas

Durante el hervido del mosto, se añaden distintos tipos de lúpulo para otorgar amargor y aroma a la cerveza, pero al enfriarlo para trasvasarlo al fermentador, mucha cantidad queda atrás en la olla de cocción o en la de enfriado. Estos restos tienen un alto contenido en aceites esenciales y proteínas. De este modo pueden ser utilizados en:

  • Al igual que el bagazo se puede utilizar para generar compost.
  • Gracias a la gran cantidad de aceites esenciales puede ser reutilizado en el sector de la cosmética.

Levaduras y restos de la fermentación

En el proceso de fermentación las levaduras y otras proteínas se precipitan al fondo de los fermentadores y son extraídas en varias ocasiones. Así pueden ser reutilizadas de las siguientes maneras:

  • Pueden ser almacenadas para la reutilización en futuros procesos de elaboración.
  • Pueden usarse en la elaboración de pan y otras masas que utilizan levaduras en su proceso.
  • En alimentación pueden utilizarlas para crear agentes aromatizantes y potenciadores de sabor.
  • En el sector farmacéutico se pueden usar como agentes probióticos.
  • Puede utilizarse como sustrato para el cultivo de microalgas.
  • Ayudan en la precipitación de metales pesados en suelos y medios acuosos

De este modo la cerveza artesanal camina con paso firme hacia una producción circular, sostenible y con una huella ecológica que cada vez tiende más a cero.

***

Si conocéis o se os ocurren más usos para los subproductos que genera la elaboración de cerveza, somos todo oídos, aquí, en Facebook, Instagram o Twitter.

Salud y buenas birras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s